Laumelie´s Kitchen

miércoles, 30 de mayo de 2012

Montaditos de berenjena

Hola! Tras una semana de buen tiempo, sol y altas temperaturas, la dieta del buen alemán se basa en alimentarse a base de buena carne, salchichas y similares a la brasa! Vas pedaleando con tu bici por las calles, y de cada jardín, balcón o terraza te viene olorcillo a carne.

A nosotros todavía no nos había dado tiempo a hacernos con alguna barbacoa baratilla, así que no tardamos mucho en hacernos con el kit completo, “grill” que llaman aquí, carbón para las brasas, y las cosas esas marrones que sirven para prender las brasas.
Al principio huele todo un poco raro, casi tóxico, y hay que apresurarse a cerrar las ventanas de casa!  Y luego también hay que ser paciente, tarda unos 30-40 minutos hasta que las brasas estén listas. Y después, solo queda empezar a echar la carne y controlarla hasta que esté al punto deseado! 

En cualquier supermercado o carnicería, a partir de estas fechas puedes encontrar una gran variedad de carnes, con diferentes adobos, todo riquísimo. Lo que más triunfa son los típicos chuletones de cerdo adobados, pinchitos, panceta, y las típicas “bratwurst”. Yo esta vez probé unas rellenas de queso que estaban de muerte! 


Bueno, y como el buen tiempo no podía durar tanto por estas tierras, la lluvia ha vuelto a hacer acto de presencia. Y bueno, me dije, por que no escribir una entrada, si es que parece que escriba una entrada por estación, todavía tengo los mantecados ahí colgados desde Navidades! Venga, ahora toca una de primavera, si no se me va a juntar con el verano ya!
Después de comentaros sobre las ricas carnes que hay por aquí, he de decir que esta receta no tiene nada de “chicha”. Pero prometo hacer un “reportaje barbacoa” la próxima vez que el tiempo permita salir al jardín a cocinar! 


Besitos!





Montaditos de berenjena.


-    2 berenjenas
-    Queso crema
-    1 cebolla
-    2 tomates medianos
-    Queso para gratinar
-    Orégano
-    Aceite de oliva o girasol
-    Sal y pimienta

Preparación.

-Lavamos, y cortamos las berenjenas en rodajas, de 1 cm. Las salamos por ambos lados y las colocamos en un recipiente para que vayan soltando el agua. Después las secamos con papel de cocina, las enharinamos y freímos con abundante aceite  bastante caliente. Las vamos sacando a un plato con un papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.
He de decir que las berenjenas absorben bastante aceite, y el resultado, según la temperatura del aceite, podrían quedar bastante aceitosas, en vez de freírlas también podríamos hacerlas simplemente con un poquito de aceite a la plancha, y con paciencia, darles varias vueltas hasta que estén completamente cocinadas. Es una alternativa más “light”, pero fritas estaban bien buenas!

-Pelamos una cebolla y la cortamos en juliana, bastante finita. La cocinamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta, a fuego lento.  A mi a veces me gusta darle un toque especial a la cebolla frita, que consiste en añadirle un chorrito de vinagre de Módena y un poquito de azúcar, unos minutos antes de que vaya a estar lista, esto le da un toque caramelizado que podemos obtener muy rápidamente.

-Mientras se va pochando la cebolla, lavamos y cortamos los dos tomates también en rodajas. Reservamos.

- Cuando ya tenemos todos los ingredientes preparados, es hora de preparar nuestros montaditos de berenjena. En una fuente para horno, o directamente en una placa de horno, colocamos primero, una rodaja de berenjena a la que untaremos un poco del queso crema, sobre este, un poquito de nuestra cebolla caramelizada, y finalmente el tomate, al que añadiremos por encima un poquito de orégano. Y seguimos montando otra de berenjena…. Yo el proceso lo repetí dos veces, terminando con una rodaja de berenjena al final. Sobre esta, pondremos queso para gratinar, o una loncha de queso del que más nos guste.


- Finalmente , lo horneamos a unos 180 º durante 15 -20 minutos. Con calor arriba y abajo. Para terminar según lo dorado que nos guste podemos ponerlo unos minutos en modo “grill”.


Ahora solo queda saborear este manjar!


Aunque no lleve nada de carne, es bastante contundente, ideal para acompañarlo con alguna ensalada. 


Guten Appetit!